Congreso del Estado
Instituto de Investigaciones Parlamentarias

EVENTO VIRTUAL DE REINSTALACIÓN DEL CUADRO RESTAURADO DE MIGUEL HIDALGO Y COSTILLA




El Congreso del Estado de Sinaloa reinstaló este lunes el restaurado cuadro del “Padre de la Patria”, Miguel Hidalgo y Costilla el cual tiene una antigüedad de más de un siglo y se ubica en la entrada oriente del Salón de Sesiones.

La ceremonia de reinstalación se da en el marco del bicentenario de la consumación de la independencia, y fue presidida por el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, José Rosario Romero López.

Presentes en la ceremonia estuvieron la directora del Instituto de Investigaciones Parlamentarias, Sonia Escalante López, y Héctor Enrique Valenzuela Urías, Jefe del departamento de Documentación y Análisis de dicho instituto, entre otros.

De igual manera participó Astrid Sánchez Carrasco, licenciada en Restauración y asesora del Instituto de Investigaciones Parlamentarias, quien proyecto un video sobre la importancia del cuadro restaurado y los trabajos técnicos que se hicieron para dejarlo en óptimas condiciones.

No se tiene registro de la fecha exacta de cuando se adquirió, sin embargo se tienen fotografías en dónde el cuadro ha acompañado a Legislaturas pasadas desde el año 1900. Lo que sí se tiene documento es que el cuadro fue creado por el artista Jesús Cataño en el año de 1898. Es un cuadro de gran formato cuyas medidas son 155 centímetros por 236 centímetros, plasmado con pinturas al óleo.

La pintura está compuesta por un bastidor de madera, un lienzo textil y pinturas al óleo. En la exposición técnica se precisó que la pintura consta de cuatro planos principales, el primero en el que se encuentra el personaje al lado de una silla, el segundo en que está una mesa en la que posan un documento y una pila de libros y el último en que se encuentran contra la pared una representación de la Virgen de Guadalupe y un reloj de pie.

Se explicó que era necesaria una restauración porque el cuadro ya presentaba distintos efectos de deterioro, entre los que destacan deformación de plano, suciedad, ataque de hongos en el bastidor, fisuras, microabrasión, roturas, falta de tensión y oxidación del barniz lo que a su vez se reflejaba en un amarillamiento y oscurecimiento generalizado.

Gracias a la restauración se pudieron recuperar aspectos importantes de la obra, principalmente a nivel estético, como lo son los colores, las luces, los planos y volúmenes.

El cuadro de Miguel Hidalgo, que desde marzo pasado estuvo siendo restaurado, hoy ya se encuentra en su lugar. Colocado a un costado de la puerta oriente que da acceso al Salón de Sesiones, da la bienvenida a los asistentes que entran por ese lugar.